Vitaminas para lactancia, ¿Cuándo son recomendables?

por | 27 agosto, 2015

vitaminas lactancia

Uno de los momentos más maravilloso de la vida de una mujer se produce en el momento en el que amamanta a su hijo. La conexión tan destacada que ya tenía desde el útero ahora se trasladará a través de este hecho tan natural que se ha venido haciendo desde el principio de los tiempos.
En esta etapa el bebé recibirá toda una serie de nutrientes (minerales + vitaminas) que le ayudarán a desarrollarse correctamente.

Para poder conseguir un flujo de leche adecuado a lo que el bebé necesita, la madre tendrá que seguir una dieta equilibrada tomando todos los alimentos necesarios para generarla. Existe la creencia errónea de que si se bebe más leche se segrega más leche… totalmente falso ya que lo único que consigue este aumento es tomar mucha agua.

En algunas circunstancias se puede dar el caso de que el comportamiento de la leche no es tal y como se esperaría por lo que los médicos recomiendan unas vitaminas lactancia especiales que ayudarán a fortalecerla para que al pequeño no le pueda llegar a faltar de nada.

¿En qué casos se recomiendan?

Mujeres que tienen problemas de nutrición: En estos casos se les recomendará que tomen vitamina C, y algunos suplementos basados en zinc y en hierro.

Mujeres que tienen intolerancia a la lactosa: El problema es que en la leche se encuentran algunos nutrientes que el bebé puede llegar a necesitar. En este caso se recomendarán estas vitaminas pero siempre en combinación con una dieta equilibrada: no puede faltar pescados (como las sardinas o los boquerones), carne, frutos secos, verdura…

Mujeres con anemia: Esta es una situación que se suele dar con bastante frecuencia… aunque no antes del embarazo sino durante. En este caso el médico nos recomendará suplementos de hierro y de vitamina C. Esto se suele detectar en los primeros análisis que se hacen en el momento en el que una mujer está embarazada, por lo que si existe algún problema se puede llegar a corregir a tiempo.

Mujeres que son vegetarianas: En estos casos los bebés pueden experimentar una carencia de vitaminas del grupo B así como de algunos minerales como el calcio (imprescindibles para su desarrollo). Estas chicas deberán tomar las vitaminas de forma regular para que no exista ningún problema con el crecimiento del bebé.

Madres adolescentes: Básicamente el problema es que todavía se encuentran en fase de crecimiento por lo que pueden necesitar un refuerzo extra. El médico suele recomendar suplementos basados en vitamina D3 así como hierro.
Básicamente todo se resume a seguir una dieta equilibrada en donde consumamos alimentos de los principales grupos y tomar estas vitaminas que actuarán como un refuerzo muy interesante para asegurarnos de que las tomas serán correctas. Te recomendamos que elimines las grandes cantidades de animales ricos en grasa que puedas estar tomando y que las sustitutas, por ejemplo, por grasas vegetales.

The following two tabs change content below.

Homoscience

Blog informativo sobre como llevar una vida realmente saludable. Comidas, bebidas, salidas... analizamos todas las cuestiones posibles para tener una vida útil y sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *