Trucos para reducir el estrés de forma drástica

por | 2 septiembre, 2016

El estrés continúa siendo una de las epidemias del siglo. En tanto la vida transcurre a toda velocidad y el trabajo se torna cada día más exigente, sus síntomas se hacen sentir con más insistencia, resintiendo poco a poco nuestra salud física y emocional.

En este artículo vamos a contarte una serie de trucos y consejos para reducir el estrés a través de recursos simples y al alcance de la mano. ¡Toma nota y ponlos en práctica!

Vale la pena el esfuerzo

Solo precisas disponerte a sentirte mejor y darte el tiempo necesario para ello. Es una cuestión de actitud: ser positivo y estar predispuesto son parte de la solución. ¿La clave? Comenzar ahora. No el lunes, ni la semana que viene… ¡Ahora!

Aquí tienes una lista de alternativas válidas a la hora de combatir el estrés y aliviar sus síntomas.

Mindfulness

Es una práctica influenciada, en gran parte, por las técnicas budistas, que propone poner la mente en el tiempo presente, es decir, en el aquí y ahora. Se le suele llamar “atención plena”. A fuerza de una disciplina individual, que te lleve a la práctica diaria, podrás obtener muy buenos resultados. En principio, se recomienda acudir a un monitor que te introduzca en el tema, para luego lanzarte solo a la aventura del descubrimiento.

Velas de cera de abeja

Desde antiguo, la aromaterapia ha sido un recurso muy utilizado para modificar estados de ánimo y hasta cuestiones físicas. En efecto, favorecen la salud y brindan armonía, sin tener efectos secundarios. En el caso específico del estrés, encender velas de cera de abeja puede resultar sumamente relajante. Naturales en un ciento por ciento, este tipo de velas promueven, además, un estado de relajación del cuerpo y de la mente. Como si esto fuese poco, también purifican el aire circundante, contribuyendo a mejorar la respiración (esto tiene un efecto antiestrés).

Caminata

Caminar al aire libre, en contacto con la naturaleza, es muy relajante. No solo ayuda a modelar el cuerpo, sino a despejar la mente. Si logras mantener una rutina de una media hora diaria de caminata, advertirás cómo los niveles de nerviosismo, ansiedad y estrés se reducen con el paso de los días y semanas.

Alimentación consciente

Somos lo que comemos. Es cierto, pero además, los efectos de los alimentos que ingerimos están relacionados íntimamente con la manera en la que los consumimos. Almorzar o cenar con prisas (dile no a las fast food) o a bordo del transporte público (de camino al trabajo), es un error. También lo es no tomar consciencia de qué ingredientes tiene el pastel que estás disfrutando. En este sentido, disponerse a comer requiere de un tiempo y un espacio destinados a la comida, y nada más. Nada de laptops alrededor, ni niños gritando cerca, ni bullicio en un bar céntrico. El aquí y ahora, a la hora de comer, es indispensable para que la digestión sea buena, y la comida te relaje.

Si has llegado hasta aquí, estarás provisto de recursos para combatir el estrés drásticamente. Ahora, ¡a ponerlos en práctica!

The following two tabs change content below.

Homoscience

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *