Tips para decir adiós a la timidez y superar la vergüenza

por | 26 septiembre, 2016

La timidez y la vergüenza van de la mano. Y, aunque todos nos hemos sentido tímidos o avergonzados en algún momento de nuestra vida, cuando se convierte en una forma de ser, nos limita de tal modo que genera frustración y nos impide hacer cosas que quisiéramos. Incluso puede convertirse en un problema mayor si nos impide llevar una vida normal.

Consejos para superar la timidez

1. Reconoce el problema al momento

Intenta localizar aquellos instantes en que realizas cosas -o no las haces- por timidez, por el “qué pensarán”. A veces resulta muy claro, otras no tanto. No es que siempre haya que seguir los impulsos ignorando lo que digan los otros. Debes aprender a ver cuánto de eso que piensan te limita. Si de verdad te comprometes, podrás escribirlo en un diario para valorar en un futuro cómo evolucionas.

2. Valórate, quiérete, mímate

Esto va en serio. Tú eres la única persona que convive contigo a diario. Ámate. Cuando te tratas bien, te permites fallar, de forma que te dará más igual lo que piensen los demás.

3. Averigua cuándo las películas solo están en tu cabeza

Sí, todos nos montamos historias sobre lo que pasa por las mentes de los otros y lo que opinan, lo cual nos limita. Sin embargo, lo normal es que la gente se encuentre muy ocupada con sus propias vidas. Muchas veces sienten tanto miedo de lo que pienses tú de ellos como el que tú tienes de lo que piensen ellos. Créeme. Cuando reconozcas este fenómeno, piensa que es eso: una película, no la realidad.

adios-timidez

4. Empieza con pequeños pasos

A veces se empieza con aprender a decir que “no”, otras preguntando la hora o direcciones por la calle. Si te llevas una mala contestación, no te desanimes; simplemente se ha debido a la mala suerte. En el caso de que sean muchas, intenta cambiar la forma de pedirlo. Aunque, ante todo, no te desanimes.

5. Realiza actividades divertidas

Por ejemplo, el teatro constituye una excelente vía para superar la timidez. En primer lugar, porque supone una actividad en grupo, en la que todos los que están ahí (veteranos y novatos) han pasado por lo mismo antes que tú, con los mismos miedos e inseguridades, por lo que puedes expresarlos en voz alta. En segundo lugar, porque meterte en la piel de un personaje te permite hacer cosas que no harías en tu vida normal (y, sin embargo, exploras cómo hacerlas).

¿Sabías que el teatro posee una relación estrecha con el carnaval, tanto en sus orígenes medievales como en la antigua Grecia? No resulta casual que la gente se disfrace para realizar aquello que no hacen normalmente en su vida diaria. Si quieres, aquí tienes ideas para disfraces de carnaval.

6. Pide ayuda

Si la timidez te limita en serio en la vida diaria hasta el punto de que no puedas seguir una rutina normal y con estos pasos no puedes resolver el problema, no desesperes. Un profesional te ayudará a encontrar tu forma particular de hacerlo.

¡Es más fácil de lo que piensas! Solo necesitas empezar.

The following two tabs change content below.

Homoscience

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *