Principales causas de la obesidad infantil en España

por | 27 octubre, 2015

Los datos son críticos: según las estadísticas, las cifras de la obesidad infantil en nuestro país se ha incrementado en los últimos años. Aunque esto es común al resto del mundo, lo cierto es que los datos de España son alarmantes.

La OMS ha reconocido que este hecho es una epidemia; si no logramos que nuestros hijos adquieran unos hábitos de alimentación adecuados, esto repercutirá en su futuro propiciando la aparición de todo tipo de enfermedades (sobre todo aquellas de carácter cardiovascular).

obesidad-infantil

¿Qué está originando el ascenso de la obesidad en los niños españoles?

A continuación te vamos a desvelar algunas de las causas más probables que pueden intervenir la creación de este problema.

Comidas con alta concentración de grasas y azúcares

Muchos padres no disponen del tiempo suficiente como para poder compaginar sus tareas domésticas y hacer una comida que sea rápida para sus hijos. Por esta razón, se decantan por la bollería industrial, alimentos fritos rebozados y chucherías.

Si estos hábitos se repiten día tras día se convierten en nocivos para la salud. Son comidas muy vistosas pero no tienen los nutrientes necesarios como para que el niño pueda llegar a desarrollarse… por lo que conviene que se eviten.

Sedentarismo

Los expertos recomiendan que los niños tienen que hacer actividades extraescolares. Ahora la gran mayoría pasan mucho tiempo delante del televisor, con la consola o bien con la Tablet.

Es posible que la familia no tenga tiempo como para poder llevarlo a parque, pero siempre tiene la opción de inscribirlo en algunas actividades.

Las encuestas aseguran que la mayor cantidad de los niños de España pasan unas 2,5 horas viendo la televisión o jugando a videojuegos en vez de estar, por ejemplo, en el parque o practicando algún deporte.

Falta de actividad física

Por lo general, si un niño tiene padres obesos, es muy probable que él también lo sea. Básicamente el motivo (quitando enfermedades) es que en esa casa no se enseñan hábitos saludables en el ámbito de la alimentación y, por supuesto, no se practica el deporte de la forma en la que se debería.

Estos son los tres factores desencadenantes de la obesidad infantil… Sin embargo, hay algunos más a los que prestar atención. Si queremos que nuestros hijos no tengan este problema, en nuestra mano está el hecho de empezar a cambiar la situación desde ya mismo. Solo nosotros podemos inculcarles hábitos saludables.

The following two tabs change content below.

Homoscience

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *