Cómo contribuir a una mejor salud alimenticia

por | 10 enero, 2017

La alimentación es un factor clave para el desarrollo de la vida y el buen funcionamiento del organismo. Por eso es tan importante prestar especial atención al tipo de alimentos que consumimos y cómo los consumimos.

No es recomendable obsesionarse con dietas milagro bajas en calorías, ni comer productos light en exceso, lo verdaderamente importante es ser capaz de llevar a cabo una dieta equilibrada, una dieta donde se incluyan todos los grupos de alimentos que aparecen en la pirámide alimentaria:

– Cereales y frutos secos.

– Verduras y legumbres.

– Frutas.

– Aceites y grasas saludables.

– Derivados lácteos.

– Carnes, pescados y huevos.

Consume alimentos de calidad

Otro aspecto a tener en cuenta que puede contribuir a mejorar la salud alimenticia, es la calidad del producto. Es decir, cómo ha sido elaborado, en que condiciones y sobre todo quien lo ha fabricado. Es preciso asegurarse de que cada alimento que nos llevamos a la boca tenga unas garantías cualitativas óptimas, llevadas a cabo por profesiones con el curso de manipulador de alimentos.

Siempre que sea posible es aconsejable llenar la nevera de productos naturales u orgánicos, sobre todo frutas y verduras. Hoy en día, este tipo de productos están prácticamente al alcance de cualquiera, así que siempre que sea posible, debemos optar por alimentos naturales.

La comida mediterránea es una de las más saludables y equilibradas del mundo, además de rica y fácil de preparar. Incluye todo tipo de alimentos, excepto aquellos con un alto contenido en grasas saturadas o azúcares procesados. Gracias a esta dieta evitaremos que se dispare el colesterol en sangre y estaremos menos expuestos a patologías cardiovasculares.

Consejos para una alimentación adecuada

– Realizar 5 comidas diarias:es básico no saltarse ninguna de las 5 comidas diarias: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Ingerir alimentos de manera controlada cada poco espacio de tiempo es muy beneficioso para el organismo. De hecho, ayuda a acelerar el metabolismo, con lo cual, el cuerpo quemará más calorías por si solo.

– Hidratarse correctamente: el agua es vital para la existencia de cualquier ser vivo, los expertos recomiendan tomar unos dos litros diarios. Beber agua facilita la digestión y ayuda a reducir la retención de líquidos. Además de contribuir en la depuración del organismo en general.

– Masticar despacio los alimentos: comer demasiado rápido sin masticar correctamente es perjudicial para la digestión. Es recomendable masticar bien los alimentos antes de tragarlos para favorecer un buen tránsito intestinal y así no sufrir molestias tipo los gases o dolores estomacales.

– Evitar las dietas o productos milagro: como hemos indicado en el apartado anterior, es importante ingerir alimentos de calidad, a ser posible, alimentos naturales. Los productos o dietas milagro lo único que hacen es modificar los hábitos alimenticios y provocar trastornos que pueden llegar a ser difíciles de reconducir.

Ahora ya sabes cómo alimentarte correctamente y cuales son las pautas a seguir para no desfallecer en el intento. Da un giro por completo a tu vida creando hábitos saludables y siendo constante. Cuando lo consigas, tu cuerpo te lo agradecerá.

The following two tabs change content below.

Homoscience

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *