¿Cómo afecta el sexo al cerebro?

por | 11 septiembre, 2017

Los efectos y beneficios físicos inmediatos de practicar sexo son de sobra conocidos por todo el mundo, pero ¿sabes bien lo que ocurre dentro de tu cabeza (a corto y a medio plazo) gracias a la actividad sexual? Entre otras muchas, estas son algunas de las maneras en las que afecta el sexo al cerebro:

Duermes mejor

Aunque es más común entre los hombres que entre las mujeres, el efecto inmediato de practicar sexo es entrar en un estado de somnolencia placentera. Pero esto no se da solo por un posible cansancio físico, sino que hay unas razones fisiológicas: durante el acto sexual tu cerebro desprende ciertas sustancias. Ya sea en compañía de tu pareja habitual como disfrutando de las prostitutas en Bilbao, durante el acto sexual tu cerebro libera dopamina y prolactina (más el hombre que la mujer) y estas sustancias producen sueño. Además, la producción de oxitocina y serotonina multiplican la sensación de relajación y satisfacción. Todo ello hace que el sueño sea más profundo y más plácido.

Disminuye tu nivel de estrés

Obviamente, el acto sexual en sí mismo aumenta la actividad e intensidad del flujo de sangre en las arterias, los órganos y los músculos. Pero tras la práctica de este maravilloso ejercicio cardiovascular, el sexo, la presión arterial disminuye y con ello la tan frecuente hipertensión. Un cerebro con un buen aporte de oxígeno y nutrientes se convierte en tu mejor seguro de calma y reducción del estrés.

Te duele menos la cabeza

Múltiples estudios clínicos y universitarios han demostrado que la intensidad del dolor disminuye tras la práctica del sexo. Si sueles sufrir cefaleas o migrañas, comprobarás que el orgasmo actúa como un potente analgésico que te aliviará casi por completo los dolores. La oxitocina liberada durante el acto sexual es la sustancia involucrada en tal mejoría. Además, en general, está comprobado que el umbral del dolor aumenta. O sea, que la práctica regular del sexo con orgasmo hará que cada día seas más resistente al dolor.

Te sientes mejor

Aunque parezca algo obvio, hay una explicación física para el bienestar y el contento y estos se multiplican gracias a la actividad sexual. Durante el acto, tu cerebro libera cantidades altas de dopamina (lo que algunos llaman la “hormona del placer”), que es un neurotransmisor que estimula el centro de recompensa. Esta estimulación provoca la sensación de alegría y satisfacción que sientes tras el sexo. Esta hormona del placer también la producen la cafeína o el chocolate, pero en menores cantidades.

Mejora tu memoria

Aunque la sensación física inmediata es de olvidarte de todo, se han realizado investigaciones que demuestran que el sexo te hace más aplicado en cuestiones de memoria. La actividad sexual provoca que aumente la producción de nuevas neuronas en la zona de tu cerebro llamada hipocampo. Esta parte es la encargada de almacenar tus recuerdos a largo plazo y de consolidar todo lo aprendido. Además, en el hipocampo tu cerebro valora si merece la pena guardar un recuerdo o no.

The following two tabs change content below.

Homoscience